La Palabra Acomodada

Página 1 de 1

Solamente se necesita para este juego un poco de travesura, a fin de acomodar en la narración la palabra dada, sin un conocido esfuerzo. La narración es una respuesta a cierta pregunta que se hace, con la cual parece que no puede tener analogía ninguna la tal palabra.
Formada la tertulia en círculo, la persona que empieza el juego dice en voz baja a su inmediato de la derecha una palabra cualquiera, lo cual ejecutan todos los demás : esta palabra suele ser por lo regular rara y difícil de colocarse en la narración, por lo cual se debe elegir una que sea proporcionada a la habilidad conocida en cada jugador.

Cuando todos los jugadores se han dado y recibido mutuamente la palabra, el que ha empezado le dirige a la persona más inmediata de su derecha, y la hace una pregunta, mediante la cual debe responder con una narración, en la cual entre, lo más naturalmente que se pueda, la palabra que se le había dicho en secreto: si la pregunta que se le la hecho está en oposición con la palabra secreta que tiene que colocar, puede valerse de una digresión; pero en ningún caso debe ser el discurso ni demasiadamente conciso, ni sobradamente largo. El que no adivina la palabra, paga una prenda, y lo mismo aquel a quien se le adivina la palabra colocada. Este juego exige cierto talento y travesura, lo que se patentiza, con un ejemplo.
Dieron a una señorita la palabra cocodrilo, que verdaderamente es algo difícil de colocarse, sin que se conozca. La pregunta que le hicieron fue la de cuál era su paseo favorito. Como esto ocurría en París, habló de sus diferentes paseos, y prosiguió diciendo, que el Jardín de plantas era el que más le agradaba, porque además de éstas había en él una reunión de animales, ya muertos, ya vivos, como el oso, la pantera, la hiena, el cocodrilo, el puerco espín, etc., fuera de innumerable cantidad de reptiles, pájaros, etc. La palabra estaba bien colocada; no obstante se la hizo pagar prenda por haber incurrido en una nomenclatura que está prohibida en este juego; pues a usarse de ella, se facilitaría demasiado la colocación de la palabra.